sábado, 21 de junio de 2014

La crisis en Irak: Blair dice que no, pero es sí.

Y el Sr. Blair dice que no, que la invasión que lanzaron en el 2003 él y el emperador Bush, junto con el fantoche de Aznar, no es la causa de la inestabilidad extrema que sufre Irak por estos días...un breve repaso a los hechos mostraría que:
1) Antes del derrocamiento de Saddam Hussein, el extremismo islámico no estaba presente en Irak.
2) Dicho extremismo comenzó a manifestarse luego de la invasión yanqui y las fallida y equivocada política de ocupación que implementó EE.UU.

Y además:
Esta mezcla de extremistas islámicos son los mismos que EE.UU., Gran Bretaña, Francia y media Unión Europea, aunaron, auparon, entrenaron y apoyaron para derrocar gobierno que no les fueran gratos: Primero Libia, y luego Siria. 

Lo que pasa es que una vez más Bashar Al Assad tenía razón: Los peones se han vuelto contra sus reyes, y ahora se oyen los gritos de pánico de Cameron et al sobre la presencia de vuelta de estos "guerreros" en sus propios países,con todo lo que ello conlleva... Todo ello sin dejar de mencionar que los acontecimientos de Irak revelan que la política de EE.UU. y sus aliados ha sido pura mierda. Que han logrado dividir, pero no han podido recorrer un solo fruto de dicha división...

Las grandes potencias imperiales sembraron vientos..y ahora quieren huir de tempestades..

No hay comentarios:

Publicar un comentario